La infusión con la hierba que se conoce como limoncillo o hierba de limón (Cymbopogon citratus) y ayuda a mejorar la digestión, reducir la presión arterial, a fortalecer el sistema inmune y tiene otros beneficios.

Para qué sirve el té de hierba de limón.

  1. Previene enfermedades cardiovasculares:
    Estudios señalan que esta planta ayuda en el tratamiento de la hipertensión y es gracias a su contenido en potasio, el cual ayuda a calmar la tensión en los vasos sanguíneos, ya que actúa como vasodilatador natural. Es decir, que mejora la circulación y reduce la tensión en el corazón, asimismo, reduce los niveles de líquidos en el cuerpo.

  2.  Acelera el metabolismo: contiene compuestos polifenólicos y de cafeína que ayudan a estimular el metabolismo y a acelerar la depuración de toxinas.
  3. Ayuda en la digestión: Ayuda a controlar algunos problemas estomacales y a mejorar la salud intestinal, gracias a un compuesto denominado como citral, que facilita la digestión, al igual que previene el estreñimiento.
  4. Previene enfermedades crónicas: Debido a su alto contenido en antioxidantes y polifenoles, resulta un buen aliado para prevenir la oxidación y, por ende, las enfermedades crónicas.
  5. Fortalece el sistema inmune: Una taza de esta bebida caliente puede alejar cualquier infección, ya que incrementa tus niveles de antioxidantes y te defiende de los radicales libres.
  6. Reduce la inflamación: La ocasionada por artritis, dolor de garganta, cabeza o por un tobillo torcido, esta infusión puede aliviar estos malestares, al desinflamar los tejidos y células del cuerpo; también puedes aplicarla directamente sobre la zona afectada.
  7. Termina con la ansiedad: Por su naturaleza sedante, esta bebida puede ayudarte a relajar la mente y evitar la ansiedad y el estrés.

¿Cómo se prepara el té de hierba de limón?

Vas a necesitar:

  • 1 rodaja de limón
  • 1 cucharadita de miel
  • 1 racimo de limoncillo o hierba de limón
  • 4 tazas de agua

Procedimiento

Pon a hervir el agua y coloca el racimo de la hierba de limón. Deja que suelte el hervor y se infusionen bien las hojas de la planta por al menos 15 minutos. Cuela la bebida y endulza al gusto. Puedes tomar este té como agua de uso, ya sea frío o caliente

Fuente: www.cocinadelirante.com

Comentarios