Si fuma cigarrillos electrónicos (e-cigs), es importante tener en cuenta que los investigadores han demostrado que con cada inhalación puede estar exponiéndose a peligrosos productos químicos y metales pesados.

Actualmente se cree que los cigarrillos electrónicos no lo exponen a la infinidad de compuestos tóxicos que el típico cigarro de combustión promedio contiene, sin embargo, los investigadores han empezado a comprender las toxicidades que conlleva fumar cigarrillos electrónicos.

De alguna manera, estas alternativas al tabaco hechas por el hombre son tan peligrosas para su salud como los cigarrillos comunes, pero pueden tener diferentes consecuencias.

Fumar cigarrillos tradicionales daña casi todos los órganos de su cuerpo y desencadena diversas enfermedades, como muchos tipos de cáncer, función pulmonar reducida, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y enfermedad de la arteria coronaria.

Ahora recientes investigaciones publicadas en el diario científico Environmental Health Perspectives, demuestran que el vapor y aerosoles provenientes del líquido del cigarrillo electrónico puede liberar peligrosos metales pesados para la salud humana.

Se han encontrado metales pesados tóxicos en el vapor de los cigarrillos electrónicos

El estudio fue realizado por científicos de la Facultad de Salud Pública en la Universidad John Hopkins Bloomberg. Los expertos examinaron los dispositivos de 56 usuarios y encontraron que un número significativo de ellos generaba un vapor con niveles inseguros de plomo, níquel, cromo y manganeso.

Casi el 50 % de las muestras por vapor tenían concentraciones de plomo superiores a los límites establecidos por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés). Las concentraciones de los otros 3 metales alcanzaron o excedieron los límites de inocuidad establecidos por la EPA.

Los investigadores observaron que las bobinas de calefacción estaban hechas de níquel, cromo y otros metales, lo que hace que esta sea la fuente más evidente de contaminación. Sin embargo, la fuente de plomo sigue sin ser identificada.

El plomo inhalado puede atacar al cerebro y sistema nervioso central, así como a los riñones, hígado y huesos. En los adultos, el plomo puede permanecer latente en los dientes y huesos durante años, sin embargo, puede reactivarse durante el embarazo.

El vapor de segunda mano es peligroso para los transeúntes

Los cigarrillos electrónicos lo exponen a la nicotina y otros productos químicos mediante el líquido calentado, pero no mediante la combustión en la forma en que funcionan los cigarrillos comunes. El calor es creado por una batería y genera un aerosol con nicotina.

Conforme va inhalando el vapor, recibe nicotina y sustancias químicas con sabor, lo que le hace experimentar el mismo efecto de la nicotina en los cigarrillos sin los altos niveles de hidrocarburos aromáticos policíclicos relacionados con el hábito de fumar cigarrillos comunes.

Los cigarrillos electrónicos y las plumas de vapeo tienen diversas formas y tamaños, sin embargo, todos poseen la misma composición química. Y, mientras el usuario inhala la mayoría de las toxinas en forma de vapor y aerosol, parte de ellas también ingresan al medio ambiente para afectar la salud de los transeúntes.

Fuente: articulos.mercola.com

Comentarios