Científicos de la Universidad de Glasgow, en Escocia, estudiaron la evolución de 4,000 matrimonios en edades comprendidas entre los 45 y 64 años, con fines de salud.

Comenzaron a estudiarlos en los años 70 y terminaron en el 2004 arrojando resultados sorprendentes:

Una vez terminado el estudio los investigadores de la salud llegaron a la conclusión de que el corazón destrozado por la pérdida de la persona amada puede producir la muerte.

Carloe Heart, jefa del equipo científico explicó: “Hemos comprobado que el duelo sufrido por las parejas tiene un impacto altamente peligroso en la salud, que incrementa los riesgos de mortalidad en los viudos, que se suman a los factores individuales”.

El estudio arrojó que los 6 primeros meses de la triste separación del cónyuge son los más peligrosos, mientras que en los 5 años posteriores se incrementa el riesgo de desarrollar desordenes cardíacos.

 

Comentarios

comentarios