De seguro alguna vez has oído hablar de las perrillas, hasta las pudiste haber tenido, pero sabes ¿qué son? ¿porqué aparecen? Es importante contestar estas preguntas para que así puedas evitarlas.

¿Qué son?

La perrilla, también conocida como orzuelo, es el enrojecimiento e inflamación que tienes en los párpados. Su origen es debido a una acumulación de grasa en la parte en la que se forman las lagañas, también se conoce como absceso. Se puede ocasionar por gérmenes.

En la orilla del párpado tenemos orificios diminutos, por los cuales se segrega grasa, cuando se tapan, se ocasionan los molestos síntomas de las perrillas. Esto es una infección y puede ir aumentando de tamaño, sintiendo así de esta manera un bulto duro en el párpado.

¿Porqué aparecen?

Las perrillas pueden aparecer por muchas razones y en varias ocasiones tiene que ver con las edades. A los niños comúnmente les salen por falta de higiene, ya que se tocan los ojos con las manos sucias, llenando el párpado de gérmenes. De hecho, en los niños se presenta con más frecuencia este malestar.

En los adultos se puede presentar por la misma razón que en los niños, pero también por el estrés que tengan, por el uso excesivo de maquillaje,  por un mal estilo de vida, que afecte la alimentación y tiempo de descanso.

¿Cómo tratarla?

Mucha gente tiene varios remedios caseros para este malestar, lo mejor es ponerse fomentos de agua caliente y acudir a un médico, para así él pueda decirte qué es lo mejor para tu caso.

Peligro de la perrilla

Cuando no se trata a tiempo, una perrilla se puede complicar. La grasa se endurece, por lo cual los tratamientos de medicamentos ya no funcionan y se tiene que hacer una intervención quirúrgica para retirar la grasa.

¿Cómo evitarla?

La mejor manera de evitar las perrillas es con una buena limpieza, no tocándose la cara con las manos sucias. Por lo cual es importante lavarse las manos con frecuencia y evitar lugares con mucho polvo o tierra. Las mujeres tienen que tener cuidado con el maquillaje, para que no les lastime.

Otros medios que ayudan a impedir enfermarse es una buena alimentación, así como evitar el estrés.

Fuente: Lenticom.com

Comentarios

comentarios