La actitud con la que te despiertas, influye completamente en el resto de tu día. Es por eso que debes de empezar con una excelente actitud, pero a veces eso no es tan sencillo, ya que a todos nos gustaría dormir un poquito más y resulta difícil alejar los pensamientos negativos. A continuación, te dejamos unos tips para que empieces tu día con una actitud positiva y para mantenerla el resto del día.

Al sonar la alarma, en vez de posponerla hasta que se te haga tarde, mejor abre los ojos, levántate de la cama inmediatamente y piensa en gran día que tendrás, así evitaras el estrés por no llegar a tiempo al lugar al que tienes que ir. Evita pensamientos negativos y respira profundamente para que tu cuerpo reciba oxígeno y te llene de energía.

Mientras te alistas, escucha tus canciones favoritas. La música te ayuda a activarte, ya que de acuerdo con un estudio de la Universidad McGill, escuchar canciones que disfrutas, favorece la producción de dopamina. También nos ayuda a concentrarnos, lo cual te ayudará a mantener un buen ritmo y ser más eficiente.

No solamente el café te ayuda a activarte, otra opción es hacer ejercicio por la mañana, ésto activará el organismo rápidamente y te llenará de energía para todo el día, ya que el cuerpo produce endorfina, la cual ayuda a estimular los centros del placer del cerebro. Asimismo, es importante tomar agua al acabar tu rutina de ejercicio y durante todo el día, así mantendrás tu cuerpo oxigenado.

Al salir, aprecia cada detalle a tu alrededor sin importar cuantas veces hayas pasado por el mismo lugar, obsérvalo de otro modo y aprécialo.

Intenta ver o hablar con tus amigos o familiares en algún momento del día, evita rodearte de gente negativa y procura contagiar esa actitud.

Incorpora a tu rutina estos consejos y verás cómo tu productividad aumentará debido a tu buen estado de ánimo. ¡No olvides compartir estos consejos!

Fuente: lamenteesmaravillosa.com

Comentarios

comentarios