No necesitamos teñirlo, ni estilizarlo todos los días a base de calor, para el pelo que se maltrate. Hay muchos factores, como el agua con la que nos bañamos, la contaminación, los productos que usamos, la manera en que lo peinamos, etc., que pueden tener un efecto negativo sobre él.

Prepara este tratamiento rico en nutrientes para que puedas decirle adiós al pelo dañado, seco y/o crespo casi de manera inmediata. ¿Lo mejor? Sus efectos harán que se vea cada vez mejor.

Lo que necesitarás:

2 cucharadas de mantequilla sin sal

4 cucharadas de leche

2 cucharadas de aceite de oliva o coco

2 cucharadas de aceite de ricino

2 cucharadas de miel de abeja

1 cucharada de glicerina

Instrucciones:

Mezcla todos los ingrediente en un tazón, ya sea manualmente o con una batidora en el nivel más bajo, hasta que se forme una pasta.

Aplica el tratamiento de raíces a puntas. Procura concentrarte más en las puntas.

Déjala actuar por 30 minutos y lava tu pelo con tu shampoo habitual. Si sientes que aún está grasoso, vuelve a enjuagar con producto.

Comentarios

comentarios