Calidad de vida para pacientes con cáncer

Dr. Gilberto Morgan
Especialista en Oncología Médica

Habitualmente, el vómito (emesis) y la náusea son efectos secundarios que se presentan en la mayoría de los pacientes a los que se les administra algún tipo de medicamento quimioterapéutico para combatir el cáncer. Hoy día, gracias a la implementación de fármacos antieméticos, el paciente que presenta esta sintomatología puede experimentar una mejor calidad de vida durante su tratamiento.

Existen diversos tipos de medicamentos quimioterapéuticos, mismos que pueden producir en los pacientes náusea abundante, intermedia, o poca náusea, provocando siempre efectos indeseables sobre el organismo; expuesto ya a condiciones físicas y emocionales negativas procedentes del padecimiento.

La náusea y el vómito se originan por dos causas principalmente, una de ellas es la activación del centro del vómito, ubicado en el cerebro. La otra causa es la activación de las células enterocromafines del aparato digestivo que mandan señales a los nervios vagales, encargados de producir la náusea.

Desde hace 10 años aproximadamente, la investigación científica, aunada a la práctica humanística, ha proveído a la comunidad médica de sales farmacéuticas que han contribuido al bienestar de los pacientes bajo tratamiento quimioterapéutico, principalmente a aquellos que sufren de emesis fuerte.

El efecto que estas sales producen sobre el organismo de los pacientes es invaluable en términos de calidad de vida. Por esta razón, algunas instituciones del Sector Salud las han considerado dentro de su cuadro de medicamentos para coadyuvar en el tratamiento contra el cáncer.

La sustancia activa de algunos antieméticos es un grupo de medicamentos llamados setrones, además de otras sales que actúan a nivel de las neurocininas, que son una clase de neurotransmisores. Para lograr el efecto deseado de estos medicamentos, la mayoría de las veces se administran combinaciones de las dos sustancias.

El principal efecto colateral de los fármacos antieméticos es el estreñimiento, el cual puede evitarse mediante un tratamiento preventivo y, de esta manera, proveer al paciente de un tratamiento que lo ayudará a incrementar su calidad de vida mientras le es suministrada la quimioterapia que lo auxiliará en su recuperación.

Bookmark and Share

Comentarios

comentarios