Todos los días nos bañamos, por eso a veces no tomamos en cuenta los detalles que pueden hacer que nuestra ducha no sea totalmente sana, sigue estos tips para que disfrutes este tiempo sin ningún imprevisto:

  • Limpia regularmente la regadera. La parte por donde sale el agua puede estar repleta de bacterias, que más adelantes van a llegar a todo tu cuerpo, por eso es importante que tengas una constante limpieza de este punto.
  • Utiliza un tapete especial. Puede ser muy peligroso bañarse sin un tapete, ya que puedes llegar a resbalarte, así que compra uno especial para la ducha y límpialo constantemente.
  • Cuidado con las esponjas. Las esponjas sirven para quitar la piel muerta del cuerpo, no hay que abusar de ellas porque nos pueden irritar. Y como tienen la piel muerta, es un sitio ideal para las bacterias, por lo cual hay que cambiarlas regularmente.
  • No te bañes antes de dormirte. Si te bañas justo antes de dormirte, el metabolismo de tu cuerpo aumenta y puede ser difícil conciliar el sueño, por eso báñate dos horas antes de ir a la cama.
  • Cuidado con las tormentas eléctricas. No es recomendable bañarse durante una tormenta eléctrica porque hay un pequeño riesgo.

Así que haz que este momento no sólo sea relajante, agrégale lo sano con estos consejos.

Fuente: IMujer

Comentarios

comentarios