A la hora de vestir a tu bebé…

• Para que la ropa se le pueda poner con facilidad, conviene elegir prendas que se abran totalmente por delante o por detrás.

• Utiliza prendas amplias para que se pueda mover fácilmente.

• Al principio, puede resultarte difícil cambiar a tu bebé. Antes de empezar, ten a la mano todas las prendas que vas a necesitar. Si le vas a poner un body, abre bien el cuello de la camiseta, lo más que puedas, para que le entre bien por la cabeza. Una vez introducida por su cabeza, tira de la prenda hacia abajo hasta el cuello. Con una mano toma un puño del bebé y mételo en una manga; con la otra, desliza el body hacia abajo muy despacito. Cuando tengas las dos manos metidas ya sólo queda tirar hacia abajo, pasar la prenda por encima del pañal y abrochar los automáticos.

• Evita aquellas prendas que suelten pelo o tengan adornos.
• Utiliza prendas de algodón, lana o seda para que pueda transpirar bien la piel; además, absorben la humedad y no producen irritaciones ni alergia.
• Evita los lazos en la ropa, pueden liarse en el cuerpecito del bebé.
• Utiliza detergentes específicos para prendas delicadas y aclara su ropita cuidadosamente.

¿Qué libros llaman más su atención?

Aquellos en los que se sienten reflejados, ya que les gusta ver que sus problemas e inquietudes son motivo de reflexión por parte de los autores. Quieren identificarse con otros personajes que sufren sus mismos problemas. Aunque también les gustan los libros de magia y fantasía que, aparentemente, ayudan a evadirse de la realidad, y muchas veces este género sirve para darles una visión más amplia de la realidad que es, posiblemente, lo que más les inquieta.

Es fundamental contarles cuentos para despertar su imaginación y ampliar su visión del mundo. Sin embargo, las cosas están cambiando y los cuentos les están llegando por otras vías. Aunque es cierto que la voz de los padres es insustituible y también es conveniente que los niños vean desde pequeños que sus padres les leen cuentos, pues esto despertará sus ánimos de lectura.

¿Es malo que use el chupón para dormir?

El bebé succiona por el mero placer de succionar, sin que eso le reporte una alimentación suplementaria. La sociedad inventó el chupón como una respuesta a esa demanda, ante la imposibilidad de que el bebé tuviera siempre disponible el pezón de su mamá. Con el tiempo, su uso se ha ido generalizando y, en muchas ocasiones, se convierte en un elemento de consuelo para el pequeño ante las pequeñas frustraciones o miedos. Con respecto al sueño, es un buen tranquilizador, y como tal, puede o debe usarse.

Otra cuestión es si debemos permitir que el bebé se duerma con el chupón en la boca, ya que corremos el riesgo de que durante la noche, cada vez que se le caiga, llore y nos reclame para que vayamos a colocárselo. El consejo es que lo utilicen única y exclusivamente como calmante o inductor del sueño, y lo retiren (también el pezón o la mamila) antes de que el bebé se duerma.

Comentarios

comentarios

Compartir
Artículo anteriorVacuna contra el VPH
Artículo siguienteEjercicio en el embarazo
Medios de Alto Nivel
Medios de Alto Nivel es empresa líder en la publicación de suplementos especializados, en cuyas páginas se abordan temas actuales, con el respaldo de expertos que dan mayor fuerza editorial y la garantía de una información confiable y de calidad.