Seguro te han dicho más de una vez que no laves tu melena diario, y es más aún, que si no tienes que lavarlo, no lo hagas.

¿La razón? Todos los aceites naturales que produce nuestro cuero cabelludo hidrata nuestra melena y ayuda a evitar el quiebre, puntas abiertas, resequedad y daños en general. Al lavar tu pelo de manera frecuente, estás lavando también esos aceites naturales protectores, lo que provoca que tu pelo produzca aún más aceite para compensar la resequedad.

La editora de belleza de Cosmopolitan UK, Chloe Metzger, hizo una investigación para ver si podía encontrar un consenso en general sobre qué tan seguido la gente lava su pelo.

Básicamente la respuesta es súper variada, pero la mayoría de las respuestas caen en un consenso general – van entre cada uno o dos días. Todo depende de su tipo de pelo y cuero cabelludo.

Lo ideal es identificar el tuyo y así definir con qué frecuencia debes lavarlo sin maltratarlo. Si comienzas a sentirlo reseco y medio duro, es probablemente porque estés lavándolo demasiado.

También te recomendamos invertir en un buen shampoo en seco y cuando lo tengas que lavar, invertir en un shampoo que no contenga sulfatos y químicos que puedan maltratar tu pelo y desequilibrar tu PH – tu melena lo agradecerá.

Comentarios

comentarios