¿Algunas vez has tenido tics? La mayoría de la gente ha tenido uno en algún momento de su vida, pero cuando esto se vuelve frecuente y empieza a afectar a la persona se llama Síndrome de Tourette.

Este síndrome es un trastorno neurológico, su característica principal es que tiene movimientos involuntarios, repetitivos y estereotipados, también pueden ser sonidos vocales.

La enfermedad obtuvo el nombre de George Gilles de la Tourette, doctor francés especializado en neurología que fue el primero en diagnosticar la enfermedad en 1885.

Esta enfermedad puede afectar a todos los grupos étnicos, pero es más común en hombres que en mujeres. En cuanto a la edad, los primeros síntomas suelen presentarse entre los siete y 10 años. Aunque puede persistir toda la vida, es común que los síntomas más severos se presenten durante la adolescencia y con el paso del tiempo bañan disminuyendo.

Clasificación de los tics

Los síntomas de este síndrome se presentan en forma de tics, pero pueden ser simples o complejos:

  • Simples. Estos tics son movimientos simples, repetitivos, repentinos y breves que están asociados a un número determinado de músculos; también pueden incluir algunas repeticiones vocales. Los más comunes son:
    • Parpadeo
    • Gestos visuales poco comunes
    • Muecas faciales
    • Encogimiento de hombros
    • Sacudir la cabeza
    • Sacudir los hombros
    • Aclarar la garganta repetidamente
    • Olfatear
    • Hacer gruñidos
  • Complejos. Patrones de movimientos que abarcan varios grupos musculares. Los más comunes son:
    • Muecas faciales combinadas con torceduras de cuello o encogimiento de hombros.
    • Manoseo de objetos
    • Saltar
    • Agacharse
    • Retroceder
    • Doblar el cuerpo
    • Emitir palabras o frases
    • Gruñidos
    • Ladridos
    • Movimientos motores automutilantes como golpearse
    • Decir groserías
    • Repetir frases de otras personas

Muchas veces las personas pueden reprimir el tic, pero en otras ocasiones es imposible. Aparte, algunos pacientes dicen que reprimirlo les crea mucha tensión.

Como en la mayoría de los casos, los tics no son incapacitantes, las personas no tienen que estar medicadas, pero para las personas que su vida sí se ve afectada por los tics, existen medicamentos efectivos para controlarlos.

Fuente: National Institute of Neurological Disorders and Stroke

Comentarios

comentarios