Esa sensación es una reacción a nuestro sistema nervioso, según un estudio realizado por el psicólogo Ad Vingerhoest, esto pasa porque cuando estás atravesando por una etapa de estrés la presión sanguínea aumenta, pero lo que afecta directamente la garganta, alterando nuestra respiración.

Vingerhoets tiene dos teorías sobre la causa del ‘nudo en la garganta’, ambas tienen que ver con la glotis.

Teoría 1

Cuando queremos llorar, pero nos aguantamos e intentamos ‘tragarnos’ las lágrimas, se ejerce presión contra los músculos y, en consecuencia, se siente el ‘nudo en la garganta’.

Teoría 2

Consiste en que el esfuerzo que ponemos al no querer llorar hace que nuestra respiración se detenga, generando una lucha por expandir y contraer la glotis, es por eso que la garganta se oprime y produce esa sensación.

Información de Cosmopolitan 

Comentarios

comentarios