El cuerpo necesita cierta cantidad de líquidos para funcionar correctamente. En promedio, una persona requiere alrededor de 2.8 litros, pero si se trata de alguien que vive en un lugar caluroso y que está expuesto al sol por largo periodos, es probable que necesite mucho más que dicha cantidad y que presente señales de deshidratación.

Generalmente, las personas que gozan de una buena salud son capaces de regular el agua de su cuerpo. Son los adultos mayores, niños y personas con condiciones especiales, quienes deben tener más cuidado y estar al pendiente.

Síntomas de deshidratación en adultos
  • Mareos
  • Desmayos
  • Cansancio
  • Piel seca
  • Sed
  • Orina de color obscuro
  • Orinar con menor frecuencia

Por otro lado, los síntomas de deshidratación en menores son:

  • Boca y lengua seca
  • Llanto sin lágrimas
  • Fiebre alta
  • Estar anormalmente dormido o somnoliento
  • No mojar el pañal por más de tres horas

Por ello, es importante que, si tú o tu hijo presentan estos síntomas, acudan al médico y tomen pequeñas cantidades de agua poco a poco, ya que tomar mucha agua en poco tiempo, provocará vómito. Es recomendable evitar cualquier bebida que contenga cafeína.

Fuente: Medline Plus

Comentarios

comentarios