Cuando la menopausia llega, una de las mayores preocupaciones de las mujeres es engordar, ya que sienten que con este cambio hormonal es inminente subir de peso. Aunque puede suceder, ésta no es totalmente cierto.

La menopausia es el cambio hormonal que hace que la menstruación vaya desapareciendo de forma gradual y que se produzca menos estrógenos, esto se refleja en nuestro estado de ánimo y en nuestro cuerpo.

Sabiendo que esto afectará a nuestro cuerpo, es necesario tomar lagunas medidas, para así seguir teniendo buen cuerpo. Lo más importante es saber porqué se engorda, para así evitarlo.

  • Adipócitos grasos. Cuando se deja de generar estrógeno, los adipocitos grasos aumentan en nuestro cuerpo, sumado a que el metabolismo se vuelve más lento, puede generar que se suba de peso.
  • Energía. En esta etapa, el cuerpo ya no necesita la misma cantidad de energía, por lo que todo lo que exceda del nivel requerido, va a ser convertido en grasa.
  • Cambios emocionales. La menopausia puede ocasionar cambios emocionales como insomnio, ansiedad o depresión, éstos pueden provocar trastornos alimenticios que causan el aumento de peso.
  • Tono muscular. Durante y después de la menopausia es normal la pérdida del tono muscular.

Para evitar que los cambios en nuestro cuerpo nos hagan subir de peso, se debe de tener una dieta que vaya acorde a nuestras necesidades y una rutina de ejercicio. También es importante que se controlen las emociones para así no tener un problema en esta índole.

Fuente: Mejor con Salud

Comentarios

comentarios