De acuerdo con un estudio publicado por la George Mason University el convertirse en madres añade a las mujeres 11 años a su edad biológica.

No sólo son lo 9 meses de gestación, también influye el tiempo, energía y labores que exigen distintas actividades. Todo esto tiene un efecto a nivel celular que impide que los telómeros (extremos de los cromosomas),  protejan al ADN del envejecimiento.

Un ejemplo claro, de ello, son las canas. Una mujer que no tiene hijos es menos propensa a tenerlas prematuramente.

Esto no significa que no debas tener hijos, se refiere a que  también debes cuidar de tu salud después de tenerlos. Poner atención en tu alimentación, tus actividades diarias y físicas.

 Consejos para ser una mamá saludable

  • Practica actividad física todos los días (si tus hijos dependen de ti, puedes hacerlo con ellos)
  • Consume antioxidantes, estos retrasan el envejecimiento
  • Mantén tu mente ocupada; estudios han comprobado que los juegos mentales estimulan las hormonas.
  • Busca tiempo para ti. Hacer lo que te gusta, genera serotonina, la hormona de la felicidad y te mantendrá joven.
  • Frecuenta a tus amigas: si lo haces esto también produce hormonas como las endorfinas, que generan una sensación de bienestar.

Recuerda que todo depende de tu estilo de vida.

Comentarios

comentarios