Los medicamentos están formulados para almacenarse a temperatura ambiente y en lugar seco, motivo por el cual no se recomienda guardarlos en el botiquín que tenemos en el baño encima del lavabo, los baños son muy calientes y húmedos lo que puede ocasionar que algunos se descompongan. El lugar más conveniente para guardarlos es en la recámara.

Siempre debes revisar la fecha de caducidad antes de tomarte algún medicamento. No olvides que la fecha representa el cálculo que hace el fabricante de cuánto tiempo mantendrá su efecto.

Sin importar la fecha de caducidad tira un medicamento si:

1. Su color ha cambiado.

2. Si su textura se ha alterado, es decir, tabletas rotas, cristalizadas o se desmoronan.

3. Tienen un olor fuerte.

4. En caso de que el medicamento sea líquido y al abrir el frasco notamos “alguna partícula flotante” lo mejor es tirarlo.

 

Comentarios

comentarios