1. Crema tretinoína

El retinol A no es sólo para el acné. Ésta, junto con otras cremas de tretinoína, puede ayudar a reducir la apariencia de las estrías “nuevas” que siguen siendo de color rosa o rojo. ¡Así que si has notado que apenas está apareciendo una de estas molestas marcas, atácala poniéndote esto!

2. Microdermabrasión

Este procedimiento utiliza un dispositivo de mano para hacer estallar los cristales abrasivos sobre la piel, eliminando suavemente la parte superior de las capas más maltratadas de la piel y provocando el crecimiento de piel nueva, más elástica.

Un estudio de 2008 en el Diario de la Sociedad Dermatológica de Mujeres egipcias encontró que sólo se necesitan cinco tratamientos de microdermabrasión para reducir significativamente la apariencia de las estrías en más de la mitad de los pacientes. Este tratamiento funciona para estrías que ya tienes hace mucho tiempo y para las nuevas.

3. Tratamientos con láser

Las terapias de luz intensa estimulan el colágeno, la elastina y la producción de melanina. Una de las opciones más eficaces es la terapia de luz pulsada.

Según un estudio publicado en 2009 en la revista de la Sociedad Americana de Cirugía Dermatológica, se indicó que éste funciona a la perfección en el tratamiento de las estrías mayores, así como la fototermólisis fraccional, una técnica con láser que aumenta el número de fibras de colágeno y elastina.

Comentarios

comentarios