Hoy día, existen muy pocas alternativas para el tratamiento del dolor, entre ellos el neuropático, donde la neuropatía diabética dolorosa, representa la causa más frecuente de este tipo de dolor, por lo que la evidencia científica, demuestra que el uso de las vitaminas B1, B6 y B12 pueden adicionar efectos sinérgicos a los tratamientos convencionales, para de esta manera, disminuir la intensidad del dolor. Asimismo, la contribución de las vitaminas permite una reducción de los eventos adversos relacionados con dosis altas de algunos fármacos para el tratamiento de este padecimiento.

Dolor

El dolor, aunque está vinculado con gran cantidad de afecciones del ser humano, es poco estudiado desde su origen, de ahí la necesidad de que expertos lo atiendan como un padecimiento independiente. El dolor en su forma crónica, tiene un enorme impacto en la calidad de vida del paciente, por lo que es necesario, tener más opciones terapéuticas que permitan, a través de la reducción en la intensidad del dolor, mejorar su condición. Las vitaminas del complejo B, representan una alternativa segura, eficaz, al combinarlas con analgésicos y con los llamados neuromoduladores (fármacos específicos para el tratamiento del dolor neuropático).

Dolor neuropático

Algunos dolores están directamente asociados con padecimientos y comprometen la calidad de vida de las personas, este es el caso del dolor neuropático, el cual se origina por una lesión nerviosa periférica o central y afecta aproximadamente a 2% de la población mundial, 2% de América Latina y se calcula que 15 de cada 100 pacientes que acuden al médico por dolor, presentan dolor neuropático. Este es causado por un traumatismo o complicaciones derivadas por ejemplo, de la diabetes mellitus, de la cual se sabe que alrededor de 50% de los pacientes que la padecen desarrollarán neuropatía diabética dolorosa en algún momento del curso de su enfermedad. Otras enfermedades también asociadas al dolor neuropático son cáncer, quimioterapia y radioterapia, neuralgia postherpética, neuropatía relacionada con el VIH y dolor post quirúrgico, entre otras.

La característica del dolor neuropático, es que suele producir, ardor, hormigueos, calambres, y otras manifestaciones que suelen ser difíciles de describir por el paciente, lo que dificulta y demora, en muchas ocasiones, el diagnóstico del dolor neuropático.

Los suplementos de las vitaminas del complejo B, analizan los mecanismos que producen la disminución del dolor, además de hacer una revisión de los aspectos involucrados en las funciones de estas vitaminas en todo el organismo para contribuir a la reducción de la intensidad del dolor.

 

Con información de esmas.com

Comentarios

comentarios