Es mucho más sencillo ir a un supermercado y comprar una lata de algún alimento y sólo calentarla a tener que prepararla, pero la realidad es que consumir alimentos procesados, como palomitas de microondas, salchichas, cereales de caja, pan dulce empaquetado, entre otros, puede ser dañino para la salud, aquí te decimos cómo te afecta:

  • Adicción. Este tipo de alimentos están diseñados para que el cliente siempre quiera comprar más. lo logran gracias a la modificación de los componentes y cómo el organismo consigue asimilarlo y digerirlo, ya que estimulan la liberación de dopamina, que genera una sensación de bienestar aunque no sacie el hambre.
  • Obesidad. Con el jarabe de maíz en fructuosa, el glutamato monosódico, entre otros aditivos presentes, la obesidad es el resultado de consumir estos productos en alta cantidad.
  • No hay principios de combinación de comida. Cuando no se respetan los principios para combinar la comida, los cuales ayudan a aprovechar mejor los nutrientes y colaborar con la digestión, se produce una mala asimilación, así como una mala digestión y ganancias de pesos con poco aporte de energía.
  • Causan cambios de humor. Una dieta con alto contenido de alimentos procesados pueden provocar cambios de humor, depresión y hasta problemas en la memoria.
  • Organismo no funciona correctamente. Estos productos están diseñados para comerse rápidamente, mientras que el organismo está diseñado para comer lentamente, digerir con pausas y tener unos minutos de reposo de alimentos para recibir la energía de los nutrientes. Así que los productos procesados no permiten que el organismo funcione correctamente.
  • Problemas de nutrición. Estos productos permiten que nos sintamos llenos, pero muchas veces no nos dan los nutrientes que nuestro cuerpo nos pide, al consumirlos en grandes cantidades, puede generar que tengamos una mala nutrición aunque no se note por el peso y la sensación de estar lleno.

Estos productos no sólo generan problemas en la salud, sus precios pueden llegar a ser mucho más elevado que el producto natural. Por todas estas razones es importante consumir productos naturales aunque sea más trabajosa su elaboración.

Fuente: Sabrosía

Comentarios

comentarios