¿Alguna vez te ha temblado la mano, el pie o cualquier otra parte del cuerpo sin una razón lógica? Aquí te decimos porqué sucede esto y cómo puedes evitarlo.

El temblor es un movimiento de agitación que es más notorio en las manos y en los brazos, pero que puede suceder en cualquier parte de tu cuerpo, incluso en las cuerdas vocales y en la cabeza.

Aunque los temblores pueden aparecer a cualquier edad, son más comunes en las personas de la tercera edad. Hay algunas modificaciones que puedes hacer en tu rutina para dejar de presentarlos, pero si siguen, es necesario que vayas al doctor, ya que puede ser reflejo de un problema en tu salud.

Hay diferentes tipos de temblores, pero el más común es el esencial, que son movimientos rápidos y pequeños y que generalmente ocurren cuando se está tratando de realizar una actividad con las manos.

Los temblores pueden ser ocasionados por:

  • Ciertos medicamentos
  • Tumor cerebral
  • Herencia
  • Cansancio o debilidad muscular
  • Excesivo consumo de alcohol, alcoholismo o abstinencia a esta bebida
  • Trastornos del cerebro, los nervios o del movimiento
  • Hipertiroidismo
  • Estrés, fatiga o ansiedad
  • Mal de Parkinson
  • Accidente cerebrovascular
  • Demasiada cafeína en el cuerpo

Algunos de los cuidados que se deben de tener para evitar el temblor son:

  • Encontrar formas de relajación si fue causado por el estrés.
  • Consultar a un médico si fue causado por un fármaco, no se debe suspender la medicina hasta que el doctor así lo indique.
  • Suspender la bebida y realizar tratamientos si fue causado por el alcohol.
  • Evitar tomar cafeína.

Si cambiando todos estos aspectos el temblor continúa, es necesario acudir a un médico. Al igual si sucede esto:

  • El temblor empeora cuando se está en reposo.
  • El temblor es prolongado, intenso o interfiere en tu vida.
  • Hay otros síntomas presentes como dolor de cabeza, debilidad, movimientos anormales.

Fuente: Medline Plus

Comentarios

comentarios