Hay algunos alimentos que ayudan mucho a tu cuerpo, ya que se digieren rápidamente. En cambio, hay otros que, aparte de digerirse lentamente, pueden generarte pesadez, gases, indigestión, inflamación en el abdomen, cólicos y muchas más cosas. Aquí te decimos cuáles son los productos más comunes para que así puedas quitarlos de tu alimentación y logres un abdomen plano.

  • Carbohidratos refinados. Este tipo de alimentos suele ser los que tienen harina blanca refinada, ya que sólo contienen “calorías vacías porque fueron se les quitó la fibra alimenticia. Algunos ejemplos de este tipo de alimentos son: pasta, pan, pizza, etc.
  • Cerveza. Al tener cebada y azúcar como ingredientes principales, se genera una hinchazón en el estómago.
  • Refrescos. Los refrescos tienen dióxido de carbono que produce gases y aparte inflaman el abdomen.
  • Frijol. Aunque son uno de los alimentos de la canasta básica mexicana, si se come, se puede tener gases, por lo cual es recomendable consumir en mínimas cantidades.
  • Legumbres. Son buenas porque tienen fibra, pero también contienen polisacáridos en gran cantidad, que son difíciles de digerir. Éstos causan la fermentación bacteriana que inflama al estómago.
  • Verduras crucíferas. Este tipo de verdura, como el brócoli y la coliflor, generan muchos ases y molestias.
  • Alimentos con mucha grasa. La grasa hace que la digestión sea mas lenta. Por lo cual es recomendable cocinar con poca grasa y limitar los alimentos que la contengan.
  • Chicle. El chicle hace que se ingiera mucho aire y haya gases.
  • Leche. Aunque no se sea intolerante a la lactosa, los que no consumen frecuentemente este alimento, al hacerlo pueden tener molestias y cólicos.
  • Sal. La sal retiene los líquidos, inflamando el estómago.

Así que ya sabes, si quieres lograr ese abdomen plano, lo mejor es reducir el consumo de los alimentos mencionado. Recuerda que para más información, puedes ir con un nutriólogo.

Fuente: IMujer

 

Comentarios

comentarios