Tal vez tu principal preocupación a la hora de elegir la ropa interior para usar cuando vas a hacer ejercicio, es que no se marque debajo de tu ajustado outfit; pero en realidad hay muchas más cosas que deberías tomar en cuenta.

Hablando de la parte inferior: “Cuándo haces ejercicio en ropa interior que no deja respirar tu piel (encaje o sed), tu zona íntimas se sofocan. Como resultado, mantienes más humedad en el área, la cuál incrementa el riesgo de infecciones y desequilibrio del pH, lo cuál puede convertirse en vaginitis (una condición que causa dolor, secreción, y picazón)”, afirma la doctora Nicole E. Williams del Instituto ginecológico de Chicago en una entrevista con ELLE US.

Pero eso no es todo, hablando específicamente de las tangas, la doctora comenta que pueden causar Escherichia coli –mejor conocida como E. coli–, una bacteria que puede aumentar el riesgo de una infección en el tracto urinario. También recomienda cambiar de inmediato esta prenda al terminar el entrenamiento, ya que mientras más tiempo dejes expuesta la zona al ambiente húmedo, existe mayor posibilidad de contraer infecciones.

En la parte superior, es importate que elijas un bra deportivo que te ajuste a la perfección. ¿Porqué? En un estudio que se llevó a cabo en la Universidad de Portsmouth en Inglaterra, se encontró que el movimiento excesivo en los pechos puede resultar en lesiones en esa parte del cuerpo.

Fuente: elle.mx

Comentarios

comentarios