Estudios han demostrado que muchos de los ingredientes que usan en algunas comidas rápidas pueden llegar a ser tan adictivos como las drogas.

Fue el sitio Fast Food Menu Price quien realizó una infografía en la que explica lo que le ocurre a tu cuerpo después de los primeros 10 minutos de haber comido tu deliciosa BigMac de McDonald’s.

A LOS 10 MINUTOS
Debido a que contiene un alto contenido calórico, el cerebro libera químicos, como la dopamina, que te hace sentir bien. Es la misma sustancia que se libera al tener sexo, comer chocolates o consumir drogas.

A LOS 20 MINUTOS
Como tiene altos niveles de jarabe de maíz de alta fructuosa y sodio (adictivos), lo que provoca es que tu cuerpo quiera comer más y, como bien sabemos, consumir en exceso este tipo de alimentos causa obesidad, diabetes y enfermedades cardíacas.
A LOS 30 MINUTOS

Tan sólo una BigMac tiene 970 miligramos de sodio, que causa deshidratación y engaña al cuerpo para comer más pues la sed se puede confundir con hambre.

Por si fuera poco, el sodio en exceso hace que los riñones no funcionen adecuadamente y se les dificulte sacar tanta sal, esto provoca un exceso de bombeo en la sangre para compensar, lo que resulta dañino para el corazón.
A LOS 40 MINUTOS

El azúcar del jarabe de maíz de alta fructuosa se absorbe demasiado rápido en el proceso de digestión, lo que provoca que la insulina que produce tu cuerpo no se ocupe en su totalidad y genere un exceso que al final resultará en más hambre.
A LOS 60 MINUTOS

Normalmente el cuerpo tarda 24 horas en digerir los alimentos, pero en el caso de la BigMac, debido a las grasas que contiene, el proceso se tarda hasta 3 días.

Además de esto, el cuerpo tarda 51 días en digerir completamente las grasas trans, según los estudios realizados.

NOTA
El sitio fastfoodmenuprice.com asegura que no está mal comer este tipo de hamburguesas, lo que está mal es hacerlo diariamente.

Por: Redacción de la revista Quién

Comentarios

comentarios