El desmayo es una breve pérdida del conocimiento debido a una disminución del flujo sanguíneo al cerebro. El episodio dura menos de un par de minutos y el desmayado se recupera de forma rápida y completa. Se puede sentir mareo o vértigo antes de desmayarse.

Un desmayo puede ocurrir mientras toses muy fuerte, estás orinando, por estrés, miedo, dolor, la hiperventilación y algunos medicamentos también provocan desmayos.

 

Los siguientes consejos te ayudarán a auxiliar a una persona que sufre un desmayo:

1. Procura no perder la calma para atender a la persona.

2. Acuesta a la persona y levanta sus pies por encima del nivel del corazón, la cabeza tiene que quedar más baja que el cuerpo.

3. Aflójale lo más rápido posible la ropa, especialmente la que está alrededor del cuello como bufandas, pecheras o corbatas.

4. Asegúrate que la persona desmayada esté respirando, lo puedes hacer acercando tu oído a su boca.

5. Si la persona vomitó, voltéala de lado para evitar que se ahogue.

6. Si la persona afectada ya volvió en sí, mantenla acostada 15 minutos, de preferencia en un espacio fresco y calmado, si no es posible siéntala inclinada hacia adelante e indícale que coloque la cabeza entre las rodillas, pero si se lastimó al caer, no la muevas hasta que llegue la ambulancia o un médico, porque le puedes ocasionar un derrame cerebral.

Es importante que memorices estos consejos por si alguna vez alguien necesita de tu ayuda y sepas qué hacer, recomiéndale al afectado que consulte al médico para que no le vuelva a ocurrir.

 

Comentarios

comentarios