Muchas personas han experimentado las molestias provocadas por la gingivitis, la cual es considerada como la primera etapa de la enfermedad de las encías y la más sencilla de tratar. Es causada por la placa, la cual, a su vez está formada por bacterias. Si no se elimina la placa, con el paso del tiempo, ésta generará toxinas que provocarán que el tejido gingival se irrite.

¿Cuáles son los signos de la gingivitis?

  • Encías rojas
  • Encías hinchadas
  • Sangrado al cepillar los dientes
  • Mal aliento
  • Encías retiradas de los dientes (si las encías retroceden, haciendo que los dientes se vean más largos)

¿Cómo prevenir?

La mejor forma de prevenir la gingivitis es llevando una buena rutina de higiene bucal, es decir, cepillando los dientes un mínimo de dos veces al día y utilizando hilo dental. De esta forma se eliminará la placa y el sarro. Es igual de importante llevar una alimentación saludable para que la mandíbula y los dientes puedan obtener los nutrientes necesarios. Si fumas, trata de evitarlo, ya que el cigarro da pie a este problema. También, es recomendable visitar a tu dentista regularmente y hacerte limpiezas profundas cuando él o ella lo crea oportuno.

El problema de gingivitis tiene solución, ya que el tejido y el hueso aún no han sido afectados. Es de gran importancia tratarla rápidamente para evitar llegar a la segunda fase de la enfermedad.

Fuente: Centro de cuidado bucal, Colgate.

Comentarios

comentarios