El síndrome de Down es un trastorno genético que hace que la persona en vez de nacer con los 46 cromosomas normales, nazca con 47. En la mayoría de los casos, la copia extra es del cromosoma 21, éste causa problemas en el desarrollo del cuerpo y el cerebro, a este tipo de síndrome de Down se le llama trisomía 21.

Síntomas

Los síntomas de este padecimiento varían dependiendo de las persona y puede ser leves o graves.

El síntoma más característico es la apariencia física que es ampliamente conocida:

  • Cabeza más pequeña que lo normal y anormalmente formada
  • Exceso de piel en la nuca
  • Nariz achatada
  • Disminución del tono muscular al nacer
  • Uniones separadas entre los hueso del cráneo
  • Pliegue único en la palma de la mano
  • Ojos pequeños
  • Boca pequeña
  • Ojos inclinados hacia arriba
  • Manos cortas y anchas con dedos cortos
  • Manchas de Brushfield (manchas blancas en la parte coloreada del ojo)

Además de las características fijas, el síndrome de Down también puede estar acompañado de retraso en el desarrollo mental y social, algunos de los problemas más comunes que se presentan son:

  • Comportamiento impulsivo
  • Deficiencia en la capacidad de discernimiento
  • Periodo corto de atención
  • Aprendizaje lento

Normalmente, los niños con este síndrome se dan cuenta de su afección, lo que causa frustración e ira.

Muchas afecciones vienen de la mano con este padecimiento como la demencia, cataratas en los ojos, problemas de cadera, apnea del sueño, tiroides hipoactiva, problemas auditivos, anomalías congénitas que afectan al corazón, problemas prolongados de estreñimiento, entre otros.

Pruebas y exámenes

Frecuentemente, un doctor puede determinar si un niño tiene síndrome de Down al nacer por sus características físicas, pero aparte hay que hacerle un examen de sangre para verificar si el cromosoma extra está presente.

También se deben hacer diversos exámenes para revisar con minuciosidad al niño y ver las afecciones que tiene.

Tratamiento

A las personas con este padecimiento se les debe de estar tratando por las demás afecciones que el síndrome de Down conlleva. También hay que ver por la educación y los cuidados personales.

Las personas con este padecimiento pueden embarazarse, por eso es importante enseñarles los riesgos de las relaciones sexuales y a tener cuidado para evitar abuso por parte de alguien más.

Las personas que tienen síndrome de Down, dependiendo de su gravedad, pueden tener una vida independiente y productiva aunque tengan limitaciones físicas y mentales, de ahí la importancia de trabajar en su desarrollo.

Fuente: MedlinePlus

Comentarios

comentarios