La tecnología ha llegado para revolucionar nuestro mundo, nos puede ayudar en distintas materias y ha facilitado de gran manera nuestro mundo, pero también tiene cosas negativas y una de ellas es que ha sido muy intrusiva, ahora tenemos siempre presente un aparato electrónico, incluso para dormir, lo que nos puede causar varios problemas.

Tener la televisión prendida mientras dormimos afecta nuestro sueño porque el cerebro recibe una estimulación cognoscitiva, con los resplandores y el ruido, nuestro cerebro aumenta su actividad y las neuronas se aceleran, no se logra tener el descanso necesario, porque esto es totalmente contrario a lo que tu cerebro debe de hacer mientras duermes.

Otra razón por la cual la televisión prendida mientras dormimos es negativa es que provoca que el cerebro segregue cortisol. Hormona responsable del estrés, esto provoca que haya mal humor, cansancio, ansiedad, ya que no se logra descansar.

Por último, la calidad del descanso se ve disminuida por el resplandor producido por la televisión, también retrasa la liberación de la melatonina, hormona que induce esto.

Todo lo anterior provoca que nuestro cuerpo no descanse, pero también que tenga que readaptar su reloj interno, haciendo que se provoque el síndrome de la fase retardada de sueño y no podamos dormir a nuestras horas, teniendo insomnio.

La mejor manera de evitarlo es apagar la televisión cuando te vayas a dormir, pero también hay que evitar revisar nuestros teléfonos o aparatos electrónicos cuando ya estamos acostados, ya que pueden generar los mismos problemas.

Fuente: IMujeres

Comentarios

comentarios