Así como tenemos en el hogar un lugar especial donde guardamos los medicamentos que necesita la familia, también necesitamos contar con un lugar para guardar las plantas medicinales que necesitamos ya que muchas veces llegan hacer más efectivas que el medicamento.

Estas son las plantas que no pueden faltar en tu hogar:

Ajenjo: Combate las lombrices y casos de reumatismo.

Ajo: Es bueno para los problemas respiratorios y digestivos, además elimina los parásitos y las infecciones.

Árnica: Las hojas se utilizan para la hidropesía, la cual es la acumulación de líquidos serosos y la fiebre.

Hierbabuena: Se utiliza para desórdenes digestivos como la acidez estomacal, diarrea, bilis, gastritis, estreñimiento e infección intestinal.

Jamaica: En caso de fatiga estimula el apetito, estabiliza el peso, funciona como laxante, calma los espasmos gastrointestinales y uterinos.

Clavo: Se utiliza para problemas dentales y problemas digestivos, combate la inflamación, las infecciones bacterianas y funciona como analgésico.

Manzanilla: Alivia los cólicos intestinales y tiene un efecto antiinflamatorio.

Lavanda: Se usa en infusiones y compresas para desinfectar heridas y llagas, además posee propiedades relajantes, antisépticas y depurativas.

Orégano: Ayuda a combatir el dolor de muelas, tiene propiedades antibacterianas y antimicóticas. Es bueno para infecciones urinarias, intestinales y del pulmón.

Mercadela: Cuenta con propiedades antibacterianas, antimicóticas y antivirales, es buena para las infecciones respiratorias y de la piel.

Este tipo de plantas las puedes consumir en infusiones, de hecho también las puedes encontrar en cualquier súper mercado como té.

 

Comentarios

comentarios