Una piel sana no se consigue tan sólo aplicando cremas y exfoliantes, sino también cuidando nuestra salud interior que se ve reflejada por ésta. Por eso te damos algunos consejos que puedes seguir para estar sana por dentro y demostrarlo con una piel radiante.

  • Masaje

Los masajes en la cara hacen que el colágeno se libere y que la elasticidad de la piel se restaure. También ayudan a eliminar el exceso de toxinas que dañan la piel, ya que abren el sistema linfático.

  • Gelatina

Gracias a su alto contenido en proteína y aminoácidos, la gelatina es una gran fuente de colágeno y consumirla te ayudará a conseguir una piel firme, suave y lisa. Además, ayudas a disminuir los daños de los rayos UV.

  • Mascarilla de arcilla

Gracias a que la arcilla se compone de micro-moléculas, puede absorber sustancias tóxicas e impurezas del interior de la piel. Además, cierra los poros

  • Vitaminas

Las vitaminas son necesarias para lograr que el cuerpo esté saludable, puedes encontrarlas en frutas, verduras y en suplementos alimenticios.

  • Respirar

Una de las causas principales por las que la piel se daña, es el estrés. Deshazte de él realizando ejercicios de respiración profunda. Trata de realizarlos durante la mañana y en tu tiempo libre, respira profundamente cinco veces seguidas.

Combinando estos consejos con tu rutina de limpieza, lograrás tener una piel perfecta y sana por dentro y por fuera.

Fuente: Imujer

Comentarios

comentarios