Dormir es una necesidad que todos los humanos tenemos, con esto, nuestro cuerpo se recupera y podemos desarrollarnos correctamente en las actividades del día siguiente, pero es más que eso. Dormir es uno de los grandes placeres de la vida, a la mayoría de las personas les gusta poder hacer esta actividad por más tiempo de lo necesario.

Aunque al dormir se siente placer, hay que tomar en cuenta que no nos debemos de sobrepasar, ya que todo en exceso es malo, hasta descansar.

Éstas son las consecuencias que tu cuerpo tiene cuando duermes de nueve horas en adelante:

  • Sensación de letargo. Dormir más de lo necesario hace que nuestro cuerpo se relaje en exceso y que los biorritmos y la velocidad metabólica disminuya. Todo esto ocasiona que nuestro organismo se vuelva más lento, lo que hace que no tengamos la energía para afrontar el día.
  • Capacidad de respuesta minimizada. Las horas que dormimos hacen que nuestra circulación y actividad cardiaca se ralenticen, esto es bueno si no es en exceso, pero cuando nos pasamos de lo necesario, nuestra circulación es lenta y la cantidad de sangre que recibimos es menor, lo que hace que nuestra capacidad de respuesta sea más lenta.
  • Depresión. El dormir mucho, afectara a nuestro cuerpo de tal manera que puede llegar a deprimirse.
  • Problemas para dormir. El realizar esta actividad en exceso, nos puede causar insomnio, narcolepsia o apnea del sueño.

Necesitamos dormir ocho horas para que nuestro cuerpo esté activo, recuerda que si un día duermes más de esta cantidad, no pasa nada. El problema surge cuando lo haces de manera frecuente.

Fuente: Vitónica

Comentarios

comentarios