Fuente: Fundación Mexicana para la Dermatología

Los padecimientos de la piel ligados al uso de maquillaje ocupan entre el cuarto y quinto lugar en la consulta dermatológica, de acuerdo con la doctora Graciela Guzmán Perera, miembro de la Fundación Mexicana para la Dermatología, A. C. (FMD). La especialista manifestó que los principales problemas que pueden presentarse son: reacciones acneiformes, es decir, acné secundario; así como dermatitis por contacto, tales como alérgica, irritativa o urticaria por contacto.

Las reacciones a los cosméticos son individuales y dependerán de la irritabilidad de cada piel y de las condiciones previas de ésta a la aplicación del maquillaje. La gente debe considerar en lo posible utilizar cosméticos “no comedogénicos”, es decir, que no tapen los poros o propicien puntos negros. Es fundamental tomar en cuenta a qué sustancias se pudiera ser alérgico.

Remover el maquillaje diario por la noche es de suma importancia. La permanencia del cosmético en la piel puede favorecer a la obstrucción de los folículos pilo-sebáceos, presentando reacciones acneiformes. Además, se puede desarrollar intolerancia a los mismos derivado de la persistencia de sustancias químicas por mucho tiempo sobre la capa cutánea.

Cuando las niñas juegan a ser ‘grandes’

El uso temprano de estas sustancias puede incrementar la aparición de acné en las jovencitas. La especialista manifestó que los padres de familia deben verificar la etiqueta del producto así como no descuidar a las pequeñas que tengan pieles sensibles o que padecen dermatitis atópica.

Siempre hay que estar en comunicación directa con el experto de la piel para determinar qué debemos usar en función de nuestra propia condición y necesidad.

Comentarios

comentarios