La ciencia ha encontrado que un cuarto desordenado en realidad podría ser mejor para tu salud. Todo se debe a los ácaros del polvo, estos pequeños animalitos microscópicos que desencadenan asma y alergias en algunas personas.

Estos bichos se dan en condiciones húmedas y cálidas, como las de una cama perfectamente tendida, pero se secan si las mantas están al aire libre.

¡No te espantes! Lamentablemente los ácaros del polvo son parte natural de nuestras vidas, y en este preciso momento hay alrededor de 1,5 millones de estos bichos viviendo en tu cama y cada noche cuando te vas a dormir, se comen las células muertas de tu piel. Y aunque esto suene horrible, es algo que ha pasado durante todas nuestras vidas y nunca nos hemos dado cuenta.

Sin embargo, hay gente que es alérgica a las sustancias producidas por estos bichos, y para esa gente puede provocarle estornudos, picor en los ojos y asma. Estos síntomas son mas fuertes por las mañanas.

Un equipo de científicos de la Universidad de Kingston en Inglaterra, descubrió que el mejor momento para los ácaros del polvo es cuando estamos acostados en la cama, ya que nuestro sudor y calidez es su condición perfecta para sobrevivir.

¿La solución? Dejar que  nuestra cama “respire” durante el día, podría ser suficiente para reducir el número de ácaros.

Los investigadores siguen esperando nuevos resultados para probar que una cama sin tender es lo mejor para eliminar los ácaros del polvo.

Comentarios

comentarios