Una de las cosas más importantes para una buena salud en general, es el buen funcionamiento de todas las partes de nuestro cuerpo de forma armoniosa. Sin embargo, una de las partes que muchas veces descuidamos sin casi darnos cuenta es nuestro tracto intestinal.

Al igual que nos echamos crema para hidratar y proteger nuestra piel, nuestro tracto intestinal también debe ser hidratado de los nutrientes necesarios para mantener sana nuestra flora intestinal y que esta funcione correctamente. Uno de los principales causantes de los desequilibrios es la comida, sobre todo cuando no tenemos tiempo para cocinar y comemos cualquier cosa rápida y no siempre saludable. En Nutrición Sin Más puedes encontrar ideas de recetas sanas y fáciles de preparar.

Cómo sabemos si nuestro tracto intestinal está sano

El ritmo de vida que llevamos, con el estrés y las prisas y la mala alimentación, hace que a veces nuestro tracto intestinal no funcione como debería.

Se producen situaciones en las que las personas padecen estreñimiento y a veces las evacuaciones resultan difíciles y dolorosas y no son frecuentes. Para evitar esto, podemos utilizar laxantes.

Si bien en casos extremos podemos utilizar laxantes farmacéuticos que nos ayuden a salir del paso, es bueno conocer e incorporar a nuestra dieta laxantes naturales que ayuden a estimular el movimiento intestinal

Es importante que nuestro tracto intestinal esté sano, ya que es la manera de evacuar toxinas y residuos de nuestro cuerpo de forma natural.

¿Qué son los laxantes?

Los laxantes son sustancias que ayudan y estimulan el movimiento intestinal, haciendo que las heces se aflojen. También se utilizan para acelerar el tránsito intestinal evitando las evacuaciones difíciles, dolorosas y poco frecuentes.

Existen varios tipos de laxantes atendiendo a la función que realicen. Podemos encontrar los laxantes formadores de masa, que se encargan de moverse por el cuerpo para absorber el agua y la inflamación y así producir heces. Por otro lado, tenemos los ablandadores de heces, que aumentan la cantidad de agua absorbida por las mismas para que estas estén hidratadas y su tránsito resulte más fácil.

Al mismo tiempo, tenemos los laxantes lubricantes, que mantienen la pared de los intestinos hidratados para ayudar al desplazamiento. Los laxantes de tipo osmótico que ayudan a mantener el agua aumentando los movimientos intestinales; los laxantes salinos que atraen el agua hacia el intestino delgado. Y por último los laxantes estimulantes, que aceleran el movimiento intestinal.

Existen muchos tipos de laxantes naturales que podemos encontrar en varios productos, descúbrelo aquí.

Semillas de chía

Estas pequeñas semillitas que por suerte cada vez encontramos más presentes en nuestros supermercados y alimentación, son un alimento rico en fibra soluble. Esta ayuda en la frecuencia de las evacuaciones además de suavizarlas para facilitar su tránsito. Las podemos agregar en varias recetas ya que son muy versátiles y se pueden utilizar en recetas dulces y también saladas.

Bayas

Las bayas también son otro alimento muy rico en fibra, además estas contienen fibra soluble e insoluble. La soluble sirve para absorber el agua suavizando así las heces, mientras que la no soluble aumenta el tamaño de las mismas. Ya sean fresas, arándanos o moras, todas estas frutas nos aportan una porción de fibra muy necesaria, además de un sabor delicioso.

Kéfir

El kéfir es un producto lácteo fermentado que contiene muchos probióticos naturales. Los probióticos nos ayudan a que la flora intestinal se mantenga sana, aportándonos muchos beneficios a nuestra salud digestiva.

Los estudios han demostrado que el kéfir ayuda a añadir humedad y volumen a nuestras heces, facilitando su deposición.

Vegetales de hojas verdes

Las plantas como las espinacas o la col rizada contienen también una fuerte bastante importante de fibra. Además, son muy bajas en calorías y ricas en magnesio. Hay algunos estudios que relacionan las bajas ingestas de magnesio con la presencia de episodios de estreñimiento. Por lo que la inclusión de este tipo de plantas nos proporciona grandes nutrientes para mejorar nuestra actividad intestinal.

Estas plantas ayudan a que el agua se extraiga de los intestinos, facilitando así el desplazamiento de las heces.

Comentarios

comentarios