Hacer ejercicio a cualquier hora del día es excelente, por lo que si tienes una rutina ya definida en donde te da tiempo perfecto para ejercitarte ¡bien ahí y sigue así!

Sin embargo, si eres de las personas que tienen dificultad para organizar su día y hacer un poco de ejercicio porque “siempre hay algo más importante donde gastar tu energía” o te cuesta trabajo hacer que se convierta en un hábito, debes saber que ejercitarte a primera hora del día es lo mejor para ti. Aquí te decimos por qué:

 

  1. Terminas antes de lo que crees

Todos sabemos que el ejercicio es bueno para la salud, aunque no todos lo disfruten. Hacer ejercicio por la tarde o por la noche puede convertirse en todo un obstáculo, ya que a esas horas estás cansada y con el estrés del día.

Sin embargo, todo eso puede arreglarse si terminas con tu dosis de ejercicio de una vez por todas a primera hora en la mañana.

  1. Se convierte en un hábito

La única manera de beneficiarte del ejercicio es haciéndolo de manera consistente. Si lo haces cada vez que las estrellas se alinean, cuando tu calendario está libre o cuando te sientes inspirada, no verás ningún resultado.

Comprometerte a hacer ejercicio a primera hora del día hará que organices mejor tu tiempo para las otras cosas que tengas que hacer.

  1. Mejorará tu sueño

Al adoptar una rutina de ejercicio mañanero, todo tu día y noche se alterará. Despertarte temprano implica que dormirás más temprano también y descansarás mejor.

  1. Te fortalece

Mental y físicamente. La capacidad de tu cuerpo para tolerar obstáculos aumenta conforme te ejercitas más y más. Y exactamente así funciona tu cerebro también.

 

Con información de Cosmopolitan en español.

Comentarios

comentarios