Muchas veces tenemos diversas razones por las cuales podemos enojarnos, pero la realidad es que a la persona que más lastimamos con esta acción es a nosotros mismos. Por esta razón es importante controlar la ira, está bien molestarse por diversas situaciones, pero no lastimar a nuestro cuerpo. Aquí te decimos algunas formas para lograrlo:

  • Tener una salida para tu enojo. Muchas veces reprimimos lo que sentimos, esto sólo generará que nos enojemos más y que le hagamos daño al cuerpo, pero se puede buscar una forma de escape para esto. La actividad física es una de las mejores maneras existentes, ya que nos permite sacar todas las emociones negativas.
  • Terapia del sonido. Esta técnica no es tan conocida, pero se trata de usar el sonido y distintas ondas para que se desbloquen emociones y se logre estar tranquilo. Para esto se puede buscar a un experto o investigar más del tema.
  • No te resistas a tus emociones. Cuando nos enojamos creemos que la ira es mala, por eso la reprimimos e intentamos cambiar. La realidad es que por algo existe la ira, por algo sentimos y una forma rápida de acabar con el enojo es permitirnos estar enojados y sentir.
  • Usa la respiración. En realidad, la respiración nos pueda ayudar mucho, ya que nos tranquiliza y logra que podamos pensar racionalmente, parte de la meditación se trata de respirar de una manera que ayude al cuerpo.
  • Acciones buenas. Esta terapia suena rara, pero la realidad es que, si vemos por el bienestar de alguien más, vamos a dejar la ira en un segundo nivel y ver lo que realmente importa. No tienen que ser acciones llamativas o caras, sólo algo que ayude a los demás.

Así que ya sabes, hay maneras de acabar con la ira para que no te lastimen. Recuerda que los sentimientos negativos sólo nos lastiman a nosotros mismos, aunque hay una razón por la cual los sentimos.

Fuente: IMujer

Comentarios

comentarios