Correr mucho demasiado pronto. ¿Te acabas de recuperar de una lesión? Es momento de tomar las cosas con calma para mantenerte saludable. Siga la regla de aumentar la distancia 10% cada semana.

Mala carga de energía. Después de recorridos duros, toma un aperitivo alto en carbohidratos, una comida con carbohidratos y proteínas para reconstruir el músculo.

 Renuncia al bloqueador solar. Hasta 20 minutos de exposición al sol al día puede ser bueno para ti, pero de todas formas necesitas un protector solar fuerte (incluso cuando está nublado).

 Ser tu propio doctor. Los corredores tienden a cuidar mucho sus cuerpos, suelen tratarse con hielo o ibuprofeno para tratar dolores y molestias. Pero las lesiones menores podrían convertirse en graves. En su lugar, debes consultar a un médico lo antes posible. Si el dolor persiste durante tres días, programa una cita.

 Saltarse el estiramiento. Está bien estirar antes de una carrera, de hecho, el estiramiento estático cuando los músculos están fríos está mal, pero aflojando los músculos después de la carrera puede ayudar a prevenir lesiones.

 No tener suficiente descanso. Los estudios demuestran que dormir poco tiempo puede afectar el funcionamiento, compromete la recuperación, la inmunidad, y la agudeza mental. Cada persona requiere diferentes cantidades de sueño, registra tu tiempo de sueño diariamente mientras entrenas y mira los cambios en ti. Una vez que sabes cuánto tiempo debes dormir, nunca cambies los hábitos.

Nunca descansar. El sobreentrenamiento puede conducir a una serie de problemas, de lesiones y tiempos más lentos, así como pérdida de motivación. Cada programa de entrenamiento debe tener un día de descanso por dos o tres entrenamientos fuertes por semana.

Comentarios

comentarios