La mayoría de personas suele tener el hábito de dormir pegado a su celular. Mal hecho.

Una encuesta realizada por YouGov y The Huffington Post encontró que 63% de los usuarios de teléfonos inteligentes de 18 a 29 años duermen con sus teléfonos o tabletas.

Recientemente, científicos han descubierto que la privación crónica del sueño está vinculada a estos dispositivos porque están ocupando minutos valiosos de sueño

Un estudio publicado en la revista Nature por el profesor de la Escuela de Medicina de Harvard, el Dr. Charles A. Czeisler, reveló cómo la luz azul artificial emitida por dispositivos electrónicos -como teléfonos celulares y tabletas- activa las neuronas, provocando la pérdida del sueño.

Además identificaron que permanecer conectado hasta la hora de acostarse no sólo afecta nuestra capacidad para quedar dormidos, sino que también perturba la calidad del sueño que se logra.

Si bien el argumento de la luz azul es un punto central en la cuestión del insomnio, no es la única razón por la que deberías alejarte de él.

Hay muchas otras cuestiones de salud vinculadas al uso constante de dispositivos por la noche que no necesariamente tienen que ver con el lado tecnológico, sino con lo que te estás perdiendo por prestar más atención a un aparato.

Comentarios

comentarios