Después de unas ricas y merecidas vacaciones los niños ya regresan a clases y es hora de empezar el año con el pie derecho y darles lo mejor. Un lunch nutritivo y fácil, no necesitas romperte la cabeza para darles lo mejor a tus hijos.

Recuerda que los niños son muy listos y si la comida parece ser nutritiva podría ser sinónimo de que no les va a gustar, pero no tiene por qué ser así. Piensa como niño y diviértete con ricos y saludables menús que abarquen el plato del buen comer.

Un almuerzo nutritivo debe tener proteínas, carbohidratos, vitaminas, minerales y un poco de azúcar, en resumidas cuentas un poco de todo y presentado en pequeñas porciones y de todos los colores.

  1. Sandwich de jamón y queso, pepinos rebanados con chilito y fresas.
  2. Salchichas con jugo maggy y limón, jícamas con chilito y uvas.
  3. Rollitos de jamón y queso, plátano y algunas nueces
  4. Ensalada de atún con galletas saladas, manzana
  5. Hojaldra de pollo y frijoles, pepino y piña con chilito.

Son un sinfín de combinaciones las que puedes hacer para variar el lunch de tus hijos. Varía las proteínas, frutas y verduras y trata de mezclar colores para que su almuerzo este lleno de todas las vitaminas y minerales que necesita.

Los viernes puede ser un día de “descanso”, dale unas papas o un algún postre que le guste. Y para las bebidas trata de darle agua simple, sino también puede ser agua saborizada o algún jugo, de ser así este puede sustituir el azúcar o la fruta del lunch.

Comentarios

comentarios