Los vellos enterrados en la piel son más comunes de lo que crees

Los vellos enterrados en la piel son más comunes de lo que crees.  Es algo muy molesto que generalmente aparece después de la depilación.

Son vellos que no logran atravesar por completo todas las capas de la piel y empiezan a crecer debajo de la misma.

Si quieres deshacerte de estos molestos pelitos enterrados, sigue los siguientes consejos.

  • Azúcar

El azúcar es una excelente opción para retirar estos vellitos enterrados, ya que funciona como exfoliante si combinas media taza de este producto con media de aceite de oliva y le agregas unas gotitas de lavanda, para posteriormente aplicarlo en círculos.

Es recomendable hacerlo de tres a cuatro veces a la semana.

  • Bicarbonato

Debido a que el bicarbonato cuenta con propiedades antinflamatorias, ayuda a eliminar este problema si se aplica con algodón.

  • Árbol de té

El árbol de té cuenta con propiedades antisépticas, antibacterianas y antinflamatorias. Lo mejor es aplicarlo en la zona afectada junto con algunas gotitas de agua destilada y aplicarlo en la piel.

  • Vinagre de manzana

Ayuda a aliviar la comezón que provocan los vellos enterrados.

  • Aceite de coco

Ayuda a aliviar la irritación causada por los pelitos, ya que es un fuerte hidratante.

Te recomendamos probar estas técnicas para deshacerte de este molesto problema. Sin embargo, si esto prevalece, lo mejor es que con un dermatólogo para que te indique un tratamiento que pueda poner fin a este problema.

Fuente: Imujer

Comentarios

comentarios