Desde la antigüedad se han aprovechado al máximo los animales, se consumían pieles, órganos internos, tripas, hígado, genitales, etcétera.

Las tripas son uno de los alimentos más aprovechados en América Latina y China, de hecho son más saludables que comer una ensalada, ¿por qué?, ¡te contamos a continuación!

Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, una porción de tripas o intestinos de res, pueden ayudarte a cumplir con tu ingesta diaria recomendada de proteínas, que es de 30 gramos para hombres y 20 gramos para mujeres.

De acuerdo con la American Heart Association, una porción de tripa de 4 onzas contiene 96 calorías, 14 gramos de proteína y un poco más de 4 gramos de grasa total, de los cuales solo 1,5 gramos son saturados.

Además, presenta altos niveles de vitamina B12, en total 1.57 miligramos por cada 4 onzas, lo cual equivale al 65% de la cantidad recomendada y que es perfecta para aquellas mujeres embarazadas o que están lactando.

Esta vitamina mantiene saludables la piel, el cabello, los ojos y el hígado y también respalda su sistema inmunológico. Asimismo, ayuda a tu cuerpo a lidiar mejor con el estrés, produce ADN y previene la anemia.

Las tripas son también, una buena fuente de fósforo, mineral que es esencial para la mantener los huesos y dientes sanos. Igualmente ayuda al cuerpo a descomponer las grasas y los carbohidratos, y ayuda a producir proteínas y a reparar las células y los tejidos.

Gracias a que los intestinos de res, también resultan tener altas cantidades de zinc, necesario para mantener un sistema inmunológico saludable, curar heridas y procesar los carbohidratos en energía utilizable, también lo necesitas para ayudarte a oler y saborear alimentos.

Ya sabes, aliméntate sanamente con unos tacos de tripa, pero recuerda, todo con medida.

Fuente: Cocina Delirante

Comentarios