Los sentidos de los perros superan casi cualquier método científico para detectar cambios en la salud humana. Para el caso de la diabetes, tu mascota podría ser la mejor señal de alerta.

 

El problema recae en que uno de cada cuatro personas no reconoce los síntomas tempranos de la diabetes, es por eso que se recomienda hacer análisis de sangre de manera frecuente; sin embargo, aún así, los resultados podrían no ser contundentes.

 

Estudios realizados en la Universidad de Bristol muestran que los perros pueden ser entrenados para monitorear los niveles de azúcar en pacientes con diabetes y sus conclusiones llegarían a ser más acertadas que los métodos tradicionales. Dado que ya hay evidencia de que el olfato de los perros es capaz de hacer un par de cosas sorprendentes, los científicos empezaron a hacer estudios bajo esta premisa para que olieran cambios en el sudor o el aliento del paciente; estos cambios podrían reflejar una modificación en los niveles de azúcar en su sangre.

 

Después de una serie de intentos con 17 perros, premios, recompensas y anotaciones en sus bitácoras, llegaron a la conclusión de que “estos hallazgos son muy importantes ya que muestran el valor de tener un perro entrenado, mismo que resultaría en un factor benéfico para la salud de un paciente con diabetes. Esto podría reducir potencialmente costos médicos a largo plazo”, mencionaron los investigadores.

Comentarios

comentarios