Un rostro limpio y terso habla de una persona sana, con buenos hábitos al cuidar su piel; sin embargo, es posible que estés haciendo esfuerzos extra para cuidar tu cara y que éstos te perjudiquen más de lo que te benefician por creer mitos que se han transmitido a lo largo de diferentes generaciones de mujeres preocupadas por el cuidado de su cutis.

Hoy develamos la verdad de los mitos más comunes sobre el cuidado del rostro:

Mito: Masticar chicle provoca arrugas

Cierto: Diferentes organizaciones de cirujanos plásticos han detectado un patrón de arrugas alrededor de la boca en mujeres que mascaron chicle todos los días durante varios años. A pesar de sus beneficios para controlar el estrés y limpiar los dientes, no abuses en su consumo.

Mito: Tocarte frecuentemente el rostro lo contamina

Cierto: Tus manos están en contacto con muchos objetos cada día, así como polvo y contaminación que se acumula en las puntas de los dedos, por eso al tocar tu rostro con las manos sucias podrías afectarlo al depositar suciedad en él, procura evitarlo y si tienes que hacerlo que sea siempre con las manos limpias.

Mito: Dejar cabello en la cara provoca espinillas:

Falso: Aunque es común pensar que dejar cabello suelto en la cara la afecta, la realidad es que el cabello no es un obstáculo para que tu piel respire libremente. Solamente en caso de que tu cabello sea muy graso podrías afectar la piel al dejar que tu cara esté en contacto directo con la grasa.

Mito: Comer papas y chocolates provoca granos

Falso: No hay evidencia científica de que ingerir grasas provoque granos o espinillas, sin embargo, si llevas una dieta saludable y rica en alimentos con vitamina E verás que tu cara luce más fresca y suave.

Mito: Ponerte pasta dental en los granos los desaparece

Falso: Aunque es un truco ancestral, sólo funciona con los granos que están debajo de la piel y no es recomendable hacerlo frecuentemente, pues puede decolorar la piel y en ocasiones irritarla más que los mismos granos.

Mito: Utilizar cremas desde joven daña la piel

Falso: Entre antes empieces a cuidar tu piel, mejores resultados tendrás. Sólo debes tener cuidado de que se trate de cremas con agentes especiales para tu edad, pues a medida que envejeces tu piel tiene necesidades diferentes y las cremas tienen nutrientes distintos para cada etapa de la vida.

Comentarios

comentarios