En esta época de cambios bruscos de temperatura, es importante cuidarse de éstos, ya que podrían ser causantes de parálisis facial, la cual se desarrolla con mucha rapidez, afectando a los músculos encargados del movimiento de la cara.

De acuerdo con la especialista, Catalina Lara Maya, es en la temporada de invierno cuando estos casos son más frecuentes, debido a la falta de conocimiento sobre las medidas que se deben tomar para evitar ser víctima de este padecimiento que afecta de la misma forma a hombres y mujeres. Los jóvenes son más propensos a la parálisis facial, ya que se encuentran en una edad en la que enfrentan mucho estrés y cansancio.
Es importante tomar ciertas precauciones como no cubrir los oídos, ya que al no hacerlo, el aire llega a la membrana timpánica y genera una contractura del nervio auditivo, ocasionando inflamación y parálisis facial.
Las manifestaciones más comunes de este padecimiento son:
• Adormecimiento facial
• Dolor
• Hormigueo
• Desviación de las comisuras de la boca
• Lagrimeo del ojo
• Alteraciones en el gusto
En nueve de cada 10 casos se da una recuperación total y el 60% se alivia sin control médico o fisioterapéutico. Para lograr una recuperación correcta es necesario someterse a electroterapia de baja frecuencia para estimular los músculos.
En caso de presentar estos padecimientos, es necesario acudir inmediatamente al médico y no exponerse a luz intensa. Se recomienda usar lentes de sol.
Fuente: diariodemexico.com

Comentarios

comentarios