Consumir vitamina A es importante para mejorar nuestro organismo, pero ¿sabes exactamente en qué te ayuda? Aquí te lo decimos.

Fortalecer el sistema inmune

El consumo de vitamina A sirve para fortalecer nuestro sistema inmunológico, pues resulta esencial para los linfocitos o glóbulos blancos que nos protegen y combaten las infecciones. Esta vitamina aumenta entonces las defensas del organismo, pues también fortalece los posibles “puntos de entrada” de infecciones como las membranas mucosas, el revestimiento de los ojos, las vías respiratorias, urinarias e intestinales.

Mejorar la vista

Uno de los beneficios más conocidos de la vitamina A tiene que ver con la salud de nuestros ojos y nuestro sentido de la vista. Para que tengas una idea de su importancia, es lo que permite que podamos distinguir entre la luz y la oscuridad. La vitamina A ayuda a prevenir las cataratas, la degeneración macular, entre otras enfermedades oculares.

Fortalecer huesos y dientes

La vitamina A interviene en el desarrollo y constitución de los tejidos, entre ellos, la piel, los huesos y dientes. La dentina -uno de los tejidos de los dientes- se vuelve más fuerte y resistente si consumimos esta vitamina.

Salud de la piel

La vitamina A es famosa por intervenir en la salud y la belleza de la piel. Al ser antioxidante, previene el daño celular que causa el envejecimiento prematuro. También mantiene la piel naturalmente hidratada y es efectiva para combatir enfermedades en la piel. De hecho, es un buen remedio contra el acné.

Prevenir los cálculos urinarios

Una vez que ingresa al organismo, la vitamina A produce un mineral llamado fosfato de calcio. Se ha demostrado que este compuesto ayuda a prevenir los cálculos o partículas sólidas que pueden desarrollarse en el aparato urinario.

¿En qué alimentos encuentro la vitamina A?

  • Brócoli
  • Calabaza
  • Zanahorias
  • Espinaca
  • Col
  • Aceite de hígado de bacalao
  • Hígado
  • Carne
  • Leche, yogurt y productos lácteos
  • Cereales fortificados

Comentarios

comentarios