Nuestro cuerpo está constituido por 60 por ciento de agua y su ingesta beneficia a nuestro organismo. Es el medio ideal para transportar sustancias y nutrientes.

Consumir agua es beneficioso para el corazón, beber cinco o más vasos al día, disminuye el riesgo de enfermedades cardiacas 41 por ciento.

El agua sirve para que el cerebro funcione más rápido y de manera eficaz, algunas personas toman agua para calmar el dolor de cabeza.

El vital líquido suprime el apetito y acelera el metabolismo, la pérdida de peso es otro de sus beneficios.

Para las personas que sufren de gastritis, el agua te ayuda a prevenir los molestos síntomas.

En el embarazo, el agua es vital, ya que ayuda a que el bebé crezca y evita la deshidratación.

El agua te hace más bella, ya que si bebes dos litros de agua diarios, tendrás una piel más joven, fresca y libre de imperfecciones, ya que el líquido hidrata la piel y aumenta su elasticidad.

Beneficia a los riñones, ya que diluye las sales y minerales del cuerpo y evita la formación de piedras.

También ayuda con los calambres y regula la temperatura corporal.

Ya que sabes todos los beneficios de tomar agua, ¿qué esperas para empezar a incluir el vital líquido en tu dieta?

Comentarios

comentarios