Fuente: as.com

Bien dicen que los perros son el mejor amigo del hombre, pero además de ser una adorable compañía, el tener como mascota a un perro trae consigo múltiples beneficios científicamente comprobados.

Ya sea un perro grande o uno pequeño, todos ellos ayudan a la salud física, mental y emocional. Aquí te dejamos 10 de los beneficios que puede traer el tener un perro en tu vida.

  1. Mejora la forma física

Los perros son muy activos y requieren de ciertas atenciones. Si no te gusta hacer ejercicio el tener un perro te ayudarán a mantenerte en forma: juega con él o sácalo a pasear, tu perro te lo agradecerá y tú estarás moviéndote sin darte cuenta.

  1. Disminuye el estrés

Pasar un buen rato con tu perro te ayudará a desconectarte del trabajo y también de los problemas del día a día. Psicólogos y profesionales han descubierto que las personas que conviven con perros experimentaban un aumento en la frecuencia de las ondas asociadas a la relajación y una disminución en su nivel de la hormona del estrés.

  1. Cura la depresión y la soledad

Una persona con depresión tiende a aislarse de la sociedad, y se ha demostrado que un perro puede ser el la razón perfecta para levantarse por las mañanas. Así como el perro es el mejor amigo del hombre también son muy buenos psicólogos, pueden ayudar a que la personase desahogue y ser los confidentes de todas sus penas. La sensación de abandono, soledad o depresión se reduce con un perro porque ayuda a sentirse querido y amado, sintiendo que no estamos solos.

  1. Ayuda en la rehabilitación de enfermedades

Los perros de terapia pueden ayudar a la mejora del contacto interpersonal y social de los pacientes, así como favorecer su movilidad. Es claro que los perros ayudan a superar malos momentos.

  1. Detectan el cáncer

Desde hace poco menos de 20 años se ha descubierto que los perros pueden detectar el cáncer a través del olfato. Y ahora ya son muchos perros los que son entrenados con este objetivo.

  1. Detectan niveles bajos de azúcar

Se ha demostrado que más de un tercio de los perros de pacientes diabéticos detectan los bajos niveles de azúcar en la sangre, incluso antes de que el paciente lo note. Estos perros también suelen ladrar para animar a sus dueños a comer y a checarse sus niveles.

  1. Ayudan a personas epilépticas

Se puede entrenar a un perro para detectar un ataque de epilepsia antes de que este suceda y es así como las personas pueden prevenirse tomando precauciones, medicamentos o incluso les da tiempo de pedir ayuda. Esto aún no se comprueba científicamente, pero es un hecho de que un perro siempre va a ayudar con una buena compañía.

  1. Ayudan a enfermar menos

Los perros están cubiertos de gérmenes y bacterias lo que hace que los propietarios estén expuestos a ellas y hacer que sus organismos combatan cualquier posible enfermedad con mayor resistencia. También se ha demostrado que los dueños de perros tienen menos riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

  1. Ayudan a ser más felices

Los perros logran que sus propietarios tengan la autoestima más alta, regalándoles momentos de felicidad y diversión todos los días. El amor y la interacción con un perro también pueden ayudar a las personas a mantenerse positivas, ya que ambos liberan oxitocina.

  1. Mejora la vida social

Las personas que tienen perro suelen tener una vida social más activa. Los estudios muestran que la gente que tiene perros confía más en aquellas personas que también tienen perros y por tanto son más propensos a interactuar con ellas. Nos aportan un equilibrio emocional ayudándonos a ser más responsables, atentos y cariñosos aumentando nuestro contacto social.

Son un sinfín los beneficios que puede traer el tener un perro como mascota, pero estos son algunos de los más importantes e impresionantes. Si lo dudabas, anímate a tener un perro y empieza a sentir todos los beneficios físicos, psicológicos y emocionales que provocan.

Comentarios

comentarios