Si tu bebé llora sin parar y regresa la leche constantemente, ten cuidado porque pueden ser síntomas de reflujo, los expertos describen este problema como el regreso del contenido del estómago hacia el esófago, estos síntomas se manifiestan durante los primeros días de vida y se deben a la inmadurez del esfínter esofágico.

 

Si tu bebé presenta signos de reflujo ten en cuenta esto:

 

No le dejes de dar leche, si quieres que su recuperación sea más rápida ya existen sustitutos de leche especiales para el reflujo.

A la hora de dormir es aconsejable que duerman de lado, sobre todo del lado izquierdo y que use un colchón o cojín con una inclinación de 30 grados.

 

Evita el reflujo de tu bebé con estos consejos:

 

1. Sácale el aire después de comer.

2. Cuando le des de comer procura que esté sentado.

3. El tiempo de comidas no debe ser menor de tres horas, para permitir que su estómago se vacíe porque si lo mantienes siempre con alimento el reflujo puede ser más intenso.

4. Evita sobrealimentarlo para que no llore.

 

En cuanto tu bebé presente algún síntoma es necesario que lo lleves con el pediatra para que le recete un tratamiento apropiado

Comentarios

comentarios