Fuente: Entre Mujeres

¿Quieres un rostro suave, limpio y sin impurezas? Pues entonces empieza por lo más básico; limpiar tu cara. Ningún tratamiento de belleza dará los resultados deseados si nos saltamos este sencillo paso pues al limpiarlo, el rostro podrá estar preparado para recibir sustancias activas que ayudan a eliminar impurezas y demás suciedad.

Es muy importante no sólo limpiar tu rostro por las noches, sino también por las mañanas. Cuando limpiar su cara en la mañana eliminas las secreciones sebáceas que la piel general durante la noche y por la noche, para eliminar toda la suciedad del medio ambiente que se acumuló durante el día y también para eliminar los restos de maquillaje.

¿Qué productos utilizar?

Existe un sinfín de productos para el cuidado y limpieza del rostro, pero todo dependerá de las necesidades y tipo de piel de cada persona. En general los productos espesos son para pieles maduras o secas y los productos ligeros y geles son adecuados para pieles jóvenes o grasas.

Para tener mejores resultados puedes exfoliar tu rostro una vez por semana con algún producto de microgránulos o alguna mascarilla de limpieza.

Después de haber seguido esta rutina, tu piel estará lista para tonificación, hidratación y otros puntos importantes.

Dedícale al tu bello rostro tan sólo unos minutos todas las noches para lograr que sea vea luminoso y espectacular.

Comentarios

comentarios