Todas las personas que han probado una “Dieta Detox” afirman que todos deberían probarlas al menos una vez en la vida. Un brebaje de espinaca, manzana y fresa, la moda entre los famosos para eliminar toxinas. Vivir a base de jugos desintoxicantes por una semana no suena nada fácil, y la verdad es que no en todas las personas funcionan igual e incluso podrían traer riesgos.

Desde hace más de 40 años se utilizaban las bebidas desintoxicantes, pero fue hasta que los más famosos las hicieron suyas que se convirtieron en la última tendencia para bajar de peso.

Si has decidido en empezar una “Dieta Detox” debes estar consciente que disciplina y constancias son de suma importancia para su buen funcionamiento. Aquí hay algunas recomendaciones para que empieces a desintoxicarte, y recuerda que la opinión de un experto o nutriólogo es importante.

  1. La moda no es pretexto suficiente para hacer una “Dieta Detox”

Una dieta a base de jugos y brebajes puede ser muy difícil de seguir, e incluso si estas acostumbrada hacer dietas probablemente tendrás algún ataque de hambre. Debes aprender a escuchar tu cuerpo, si la dieta no está funcionando hay que suspender este estricto régimen de alimentación.

  1. Elegir la “Dieta Detox” adecuada para ti

Existen muchísimos tipos de desintoxicación, pero se ha comprobado que es mucho más fácil de llevar y tolerar una “Dieta Detox” que incluya proteínas magras, frutas y verduras (algo de alimento) y no sólo jugos.

  1. No hacer ejercicio mientras hagas la “Dieta Detox”

La desintoxicación sirve para limpiarte y reiniciar el metabolismo y para que esto suceda debemos dar un descanso al entrenamiento físico. Aparte de esto, si combinas ejercicio con una “Dieta Detox” es seguro que terminarás agotada e incluso podría provocarte náuseas y reducir el ritmo del metabolismo.

  1. El comienzo de una dieta saludable

El hacer una dieta desintoxicante puede ser la entrada para empezar a comer de una manera más saludable. Es el momento perfecto para quitar el exceso de sal, azúcares, y grasas saturadas en tu dieta. Y no debes olvidar que es importante desayunar a diario y hacer por lo menos tres comidas y dos colaciones cada día.

  1. Las “Dietas Detox” no son purgantes

Hacer una dieta desintoxicante no es un juego y no se deben hacer una semana sí y otra también. Las dietas restrictivas tienen un costo emocional y también pueden provocar un desgaste físico por lo que no deben alargarse mucho no combinarlas con excesivo ejercicio para que al terminar volver a los mismos malos hábitos.

Hacer una “Dieta Detox” puede ser una gran idea un nuevo comienzo para tu cuerpo y metabolismo, pero puede no ser para ti. Siempre pide ayuda y la opinión de algún profesional para poder conseguir el mejor balance con tu estilo de vida.

Fuente: mujerhoy.com

Comentarios

comentarios