Fuente: Medline Plus, iMujer Salud

Parte de tener una vidas saludable, es la forma en la que comemos, y aún más importante es que en nuestros alimentos no sólo sean sanos, sino que contengan los nutrientes necesarios para que nuestro cuerpo esté en el mejor estado posible. Hay muchas vitaminas, pero algunas son más requeridas por nuestro cuerpo, por eso es importante saber cuáles son las vitaminas más importantes, qué aportan a nuestro cuerpo y cómo podemos conseguirlas.

Vitamina A

Esta vitamina nos ayuda en el sistema inmune, por lo cual para mantenernos sanos, es necesario consumir muchos alimentos ricos en Vitamina A. También ayuda a la formación de dientes y tejidos blanco, así como a la lactancia y reproducción. Otro de los aspectos en los que nos ayuda consumir Vitamina A es tener una mejor vista.

Hay dos tipos de Vitamina A, la primera es la preformada que se puede encontrar en productos de origen animal como en los productos lácteos, en la carne de res, en las aves de corral y en el pescado. El segundo tipo, provitamina A se encuentra presente en frutas y verduras con el beta caroteno, como en la zanahoria, espinacas, pimiento rojo y calabaza.

Vitamina B

Esta vitamina nos ayuda a tener energía durante el día, manteniéndonos activos y despiertos. También beneficia al sistema nervioso. Parte de la familia del grupo B, también es conocida como Tiamina y la puedes encontrar en carne de cerdo, en el salmón, en la avena, en las legumbres, en las levaduras y en algunos frutos secos.

Vitamina C

Es una de las más conocidas por la gente. Las funciones que tiene la Vitamina C son amplias: son necesarias para el crecimiento y la reparación de los tejidos en todo el cuerpo, también funciona como antioxidante y fortalece el sistema inmunológico.

Esta vitamina no es producida por nuestro cuerpo, tampoco es almacenada por lo cual es necesario consumir muchos productos que la contengan. La puedes encontrar en frutas, como en todos los cítricos, ya que son ricos en esta vitamina. También está presente en las Bruselas, las papás, el pimentón, las fresas, el brócoli, la papaya y la guayaba.

Vitamina D

Es la vitamina que ayuda al cuerpo a absorber el calcio necesario para que los huesos crezcan y se mantengan fuertes.

Hay varias formas de obtener esta vitamina. La más natural es a través del sol, por lo cual es importante exponerse un momento al sol, sin olvidar que demasiada exposición ocasiona envejecimiento, quemaduras y mancha en la piel. También se puede obtener la Vitamina D a través de la alimentación, como en las   yemas de huevo, el pescado de agua salada, el hígado, la leche y el cereal. Otra de las formas de adquirir esta vitamina es a través de suplementos.

Vitamina K

La vitamina K es de vital importancia para la coagulación, sin ella la sangre no coagularía. Las personas con deficiencia de esta vitamina presentan más hematomas y sangrados.

La vitamina K está presente en hortalizas de hoja verde, como la col, la espinaca, las hojas de nabos, la col rizada, la acelga, las hojas de mostaza, el perejil, la lechuga romana y la lechuga de hoja verde; en verduras como las coles de Bruselas, el brócoli, la coliflor, el repollo, el pescado, el hígado, la carne de res.

Estas vitaminas se nos presentan en nuestra alimentación diaria y consumiéndolas podemos tener una vida más saludable, sin olvidar que todo en exceso es malo, pero consumiéndolas de manera prudente son muy buenas.

Comentarios

comentarios